Introducción

Prefacio

 

Mensaje del Secretario

Palabras preliminares

Prefacio

-----

Contenidos

El apoyo público para la investigación se ha incrementado drásticamente en el transcurso del siglo XX debido al aumento de confianza en la importancia que tienen la ciencia y la tecnología. Cien años atrás, la investigación no jugaba un rol importante en la vida de la mayoría de las personas. Hoy, hay pocos aspectos de la vida que no sean afectados de una manera u otra por la información y tecnologías generadas mediante la investigación.
     Con el creciente apoyo público a la investigación, ha surgido una entendible preocupación acerca de la forma en que ésta es conducida. Los fondos públicos financian aproximadamente un tercio de toda la Investigación y Desarrollo (R&D) de los EE.UU, y la mitad de toda la investigación básica. Por lo cual, muchos investigadores, pasan una parte significativa de su tiempo trabajando para la sociedad. Como profesionales, y en su función pública los investigadores tienen la obligación de conducir sus investigaciones de una manera responsable.
     En términos generales, la conducta responsable en la investigación es simplemente una buena conducta cívica, aplicada a la vida profesional. Los investigadores que presentan su trabajo en forma honesta, precisa eficiente, y objetiva, están encaminados hacia una conducta responsable. En cambio, aquel que sea deshonesto, informe concientemente resultados no precisos, malgaste fondos, o permita que sus prejuicios personales afecten sus resultados científicos, va por mal camino.
     Sin embargo, entender y poner en práctica los detalles específicos de una conducta cívica en investigación, puede ser un desafío. La investigación no es una profesión organizada, como lo son el derecho y la medicina. Los investigadores aprenden las prácticas éticamente correctas de diversas maneras y en distintos ámbitos. Las normas para una conducta responsable pueden variar de campo en campo. Esto, junto con el creciente cuerpo de regulaciones locales, estatales, y federales, genera una situación que pone a prueba la astucia profesional de cualquier investigador.
     Esta Introducción a la Conducción Responsable en la Investigación de la ORI ha sido escrita principalmente para investigadores y equipos de investigación comprometidos en investigaciones financiadas por el Servicio de Salud Pública, pero es aplicable a la investigación académica en general. A modo de “introducción”, busca proveer una visión general y práctica de las reglas, regulaciones, y prácticas profesionales que definen la conducta responsable en la investigación. No abarca exhaustivamente todo este fenómeno, dejando lugar para lectura adicional y discusión en el laboratorio y en la clase, en reuniones profesionales, y en cualquier otro ambiente de trabajo y de reunión de los investigadores para discutir su trabajo.
     El contenido está organizado alrededor de dos maneras de pensar acerca de la investigación. La sección principal sigue el flujo normal de la investigación, desde una consideración de los valores compartidos a la planificación, conducción, informe y revisión. Los capítulos de las secciones principales cubren nueve áreas centrales de instrucción que han sido ampliamente reconocidas como principales para la conducta responsable en investigación. Un capítulo introductorio acerca de las reglas de ruta y un breve epílogo acerca de la investigación responsable redondean el alcance de esta sección.
     
Los capítulos de este volumen son todos relativamente autónomos y pueden ser leídos en cualquier orden si bien están diseñados para seguir el flujo normal de una investigación. Cada uno comienza con un caso breve en el que estudiantes e investigadores enfrentan decisiones acerca de la conducta responsable en la investigación. A lo largo de los capítulos, los puntos importantes son resumidos, en listados. Cada capítulo finaliza con una serie de preguntas para continuar con el debate, información adicional y referencias para la lectura. Las direcciones web que figuran en la información adicional y en cualquier otra parte de este libro estaban actualizadas al momento de la impresión del libro.
  Aunque el libro está pensado para todos los investigadores, se ha tenido especial consideración a las necesidades de estudiantes, post doctorandos, e investigadores que no tienen un fácil acceso a materiales de conducta responsable en investigación o a colegas que puedan explicarles la complejidad de la conducta responsable en investigación. Dos o tres horas con este libro deberían proveerle a cualquiera que esté en esa posición, de un mejor entendimiento de la razones y del alcance de las responsabilidades más importantes que tienen los investigadores.
     Muchos colegas han brindado generosamente sus comentarios de partes o de todo este trabajo, a medida que fue tomando forma a lo largo de distintos borradores, incluyendo a Ruth Bulger, Tony Demsey, Carolyn Fassi, Peggy Fischer, Mark Frankel, Nelson Garnett, Shirley Hicks, Erich Jensen, Mike Kalichman y sus estudiantes, Nell Kriesberg, John Krueger, Tony Mazzaschi, Judy Nowack, Chris Pascal, Ken Pimple, Larry Rhoades, Fran Sanden, Mary Scheetz, Joan Schwartz, David Shore, Peggy Sundermeyer, y Carol Wigglesworth.  El co-creador, y artista, David Zinn, produjo pacientemente múltiples versiones de sus dibujos mientras trabajábamos juntos, para convertir serios dilemas en más suaves, pero provocadoras ilustraciones. El Director de la ORI, Chris Pascal, y el Director Adjunto, Larry Rhoades, merecen reconocimiento por iniciar y poner en marcha este proyecto.
Si mediante la promoción de la integridad y la conducta responsable en la investigación este trabajo ayuda a preservar el lugar que ocupa actualmente la investigación en la sociedad, habrá sido un proyecto que valió la pena emprender.

 

  Nicholas H. Steneck
Ann Arbor, MI


 

 

 

 

 

 

En términos generales, la conducta responsable en la investigación es simplemente una buena conducta cívica, aplicada a la vida profesional.

 

 

 

 

 

Los investigadores aprenden las prácticas éticamente correctas de diversas maneras y en distintos ámbitos. Las normas para una conducta responsable pueden variar de campo en campo.

 

Arriba

Contenidos
Inicio ORI